06
Mar

El uso del color en diseño de interiores

El color es una parte cotidiana de nuestras vidas, es un hecho, nos rodea donde quiera que estemos. Sin embargo tener un buen ojo para lo que funciona y lo que no,  es un elemento esencial e importante en el diseño de interiores, y no solo desde un punto de vista estético.

El impacto del color en la psique humana y su capacidad de afectar a nuestro estado de ánimo es algo que está muy bien documentado. Verde, por ejemplo, es el color de la naturaleza y, como tal, por lo general se experimenta tan tranquilo y relajante, mientras que rojo es estimulante y ciertos tonos de azul se ven a menudo como frío.

Dejando a un lado los efectos psicológicos del color, otra de las razones que justifica la importancia de una correcta combinación de colores en un hogar es la relacionada con los tonos y las sombras que se eligen, ya que pueden tener un enorme impacto en la percepción del tamaño de una habitación. La misma sala en dos casas idénticas parecerá ser completamente diferente de proporciones si está decorada en diferentes colores. Por ejemplo,  los colores cálidos (es decir, de tonos de color amarillo, rojo y naranja) se consideran estimulantes y parecen hacer más grande el espacio , los colores fríos (es decir, verde, azul y violeta) evocan sentimientos de descanso y parecen hacerlo más pequeño; paletas monocromáticas creadas a partir de matices o tonos de un mismo color aportan calma, mientras que esquemas poli cromáticos ( combinaciones que utilizan múltiples colores) crean emoción.

Cuando se considera el uso del color en el diseño de interiores, también es importante pensar en términos prácticos. En un hogar en el que hay niños pequeños o mascotas, por ejemplo, es a menudo bien aconsejado mantener al margen de la tela de tapicería los tonos claros como el crema o blanco.

Y por último se ha de tener en cuenta que un mismo color se verá completamente diferente bajo diferentes condiciones de iluminación. Por eso la percepción que tenemos de un color bajo una luz incandescente es distinta a la percibida bajo luz natural.