05
Mar

Interiores de cine

Como aficionado al cine, siempre me he sentido fascinado por los interiores que aparecen en películas, sobre todo en las del género de ciencia ficción,  a los que el director les otorga tanta importancia como el propio guión o al reparto de actores. Se cuida cada detalle, y hasta la escena más sencilla está cargada de elementos de gran impacto visual. La iluminación, el decorado, las obras de arte, todo se combina para ayudar a que el espectador se sienta estimulado y sumergido dentro de la propia película.

En cada una de las películas del director Stanley Kubrick  (La naranja mecánica, 2001: Odisea en el espacio, Eyes wide shut, …) nos encontramos con que algunos de los estilos y diseños de mobiliario propuestos, han llegado con el tiempo a materializarse, lo cual nos deja una inquietud: ¿Kubrick acertó en su visión del futuro o simplemente seguimos su tendencia? Podemos también encontrar interiores impactantes en películas como: Tron: legacy, Prometheus, Oblivion, The Hunger Games…

Pero no solo en género de la ciencia ficción se puede disfrutar de las propuestas de los diseñadores elegidos para tales fines. En películas clásicas como “Breakfast at Tiffany’s” se no muestra un apartamento en la ciudad de Nueva York de los años 60, cuya estética cautivó a  muchos espectadores y aun lo sigue haciendo. Podría servir incluso como ejemplo de reuso adaptivo utilizado en el Diseño de Interiores. En este interior podemos ver una bañera reconvertida en sofá, una caja de madera como mesa de centro y maletas como objeto decorativo.

¿Quién no se ha sentido transportado en el tiempo en recreaciones tan magnificas del estilo Art Deco como las que aparecen en “Muerte entre las flores “o “El Gran Gatsby”, o quien no ha disfrutado con el interior de la casa de la montaña en “Con la muerte en los talones” de Alfred Hitchcock  o con la futurista “Metropolis” de Fritz Lang?

Dentro del cine español, interesantes muestras de diseños de interiores preconcebidos a propósito podemos encontrarlas en el cine de Pedro Almodóvar.  Un gran ejemplo es su película  “Los abrazos rotos” en la que el director se apoya en el dominio del color en las combinaciones más jugadas, la mezcla de estilos de muebles  y el uso de obra de arte para la ambientación que acompaña el dramatismo de las escenas.

Hay  tantos ejemplos que resultaría imposible meterlos a todos en esta entrada de blog, pero de lo que no hay duda es de que seguramente todos tenemos alguna película que nos ha servido alguna vez de fuente de inspiración, tanto  a diseñadores para realizar nuestro trabajo como al público en general a la hora de diseñar sus ambientes personales.